OLOT, la ciudad de los volcanes

Olot es una ciudad especialmente conocida por su interés natural y por formar parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. En su término municipal hay cuatro volcanes, pero lo más interesante y visitable, es el Montsacopa. Puede seguir la ruta y subir hasta el cráter donde encontraréis El Fortín del volcán Montsacopa es un pequeño restaurante situado en lo alto del volcán, a sólo 10 minutos a pie del centro de Olot (el acceso en vehículo hasta el mismo restaurante sólo es permitido a las personas con movilidad reducida, previa solicitud en el mismo restaurante)

Los alrededores de Olot también guardan un rico patrimonio natural con las fuentes y humedales de la Moixina. También es remarcable el singular jardín botánico del Parque Nou.

La ciudad de Olot tiene un interesante patrimonio cultural. Arquitectónicamente, se pueden destacar varios monumentos de estilo modernista. También hay que destacar los claustros renacentistas del Carme y las iglesias de la Virgen del Tura y de Sant Esteve formadas por construcciones de diferentes estilos desde la Edad Media hasta el siglo XVI.

Los museos más destacables son el Museo Comarcal de la Garrotxa y el Museo de los Santos

Olot dispone de una maravillosa pista de atletismo diseñada por los famosos arquitectos RCR, justo al lado del la Vía Verde

No te puedes perder:

Chocolates Gluki es un taller chocolatero artesano ubicado en el centro de Olot

Can Carbasseres: Roscón y coca de chicharrones.

Embutidos artesanos en la Plaza Mercado Olot

Cada lunes está el mercado semanal en el Firal

Las fiestas del Tura, en septiembre, vale la pena descubrir la farándula y los antiguo gigantes de Olot

No hay que olvidar las ferias y mercados que se durante el año, como la feria del Embutido o Sant  Lluc. Festivales de danza como el Sismògraf o espectáculos de luz y fuego Lluèrnia